miércoles, 3 de marzo de 2010

consejos en la reposteria

  • Antes de empezar a preparar una receta, verifica que tengas todos los ingredientes, pésalos o mídelos para evitar interrumpir la preparación.
  • Verifica que la rejilla de tu horno esté en su lugar, es decir en la parte del centro, precalentarlo 15 minutos antes es un paso necesario antes de introducir el molde, y no te olvides de controlar la temperatura de acuerdo a la indicada en la receta.
  • Lo recomendable es llenar el molde hasta las ¾ partes.
  • Se deben medir muy bien los ingredientes, secos y líquidos, en repostería las medidas deben ser exactas, cualquier variación altera el resultado. Existen en el mercado jarras, tazas y cucharitas medidoras. (De vidrio y de plástico).
  • Una taza de margarina o mantequilla pesa aproximadamente 227 gramos. Para que te sea más fácil medirla, humedece con un poco de agua fría la taza y coloca la margarina, hasta que logres la cantidad que indica la receta, esto también te facilitará poderle retirarla.
  • Para que tus preparaciones ( kekes o bizcochos), te salgan más esponjosos debes medirla y cernir la harina antes de usarla.
  • Cuando en la receta indica alternar los ingredientes secos con los líquidos, debemos empezar por la harina luego los líquidos, debemos terminar con harina, generalmente este proceso se hace en tres partes.
  • Las tortas que se hornean en moldes acaramelados se deben desmoldar cuando están calientes, antes de que enfríe el caramelo.
  • Si horneas un budín o un flan en molde acaramelado a baño maría, se debe desmoldar casi frío para evitar que se desmorone.
  • Si no consigues leche evaporada, puedes prepararla poniendo a hervir leche fresca a fuego bajo hasta que se reduzca a la mitad.
  • Puedes preparar leche condensada poniendo en la batidora dos tazas de leche fresca hervida y 2 tazas de azúcar, de preferencia en polvo o impalpable.
  • También la puedes hacer mezclando una lata de leche evaporada con 150 gramos de azúcar.
  • Si quieres humedecer un bizcocho, para que absorba mejor el jarabe híncalo con un tenedor.
  • Si vas a preparar alfajores, después de hornear las tapitas, dejarlas enfriar y rellenarlos al día siguiente para evitar que se quiebren.
  • Seleccionamos la receta del postre, masa, torta o keke que vamos a preparar.
  • Tener todo los ingredientes que indica la receta.
  • Colocarlos en la mesa de trabajo de ser posible en el orden que se van a utilizar.
  • Tenerlos ya pesados o medidos de acuerdo a las cantidades indicadas.
  • Los huevos son un ingrediente básico en la mayoría de las recetas de postres y pasteles, un huevo debe pesar 60 gramos aproximadamente.
  • Muchas veces una receta indica el peso en gramos y otras indica la medida en tazas.
  • Procurar tener una balanza pequeña de cocina para pesar con exactitud, así como tazas y cucharas de medir las cuales siempre indican su capacidad.
  • Debemos contar también con una batidora eléctrica manual, un batidor de alambre, una espátula de madera que nos facilite batir o integrar los ingredientes.
  • Un recipiente o un bowl donde vamos a preparar la masa.
  • El molde donde vamos a hornear nuestro postre debe estar entre nuestros utensilios principales.
  • El horno es un elemento muy importante para el éxito de nuestra receta, se debe precalentar 15 minutos antes de introducir el molde con la masa que vamos a hornear.
  • Se debe respetar la temperatura y tiempo que se indica en la receta.
  • En repostería las medidas y cantidades que se indican son exactas, si se hace alguna variación anotarla, muchas veces ésta puede mejorar la receta o alterar el resultado

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada