lunes, 15 de marzo de 2010

Aceite de ricino

El aceite de ricino, en muchas ocasiones mal traducido como aceite de castor por su denominación en inglés (castor oil), se obtiene a partir de la planta Ricinus communis, que contiene aproximadamente un 40-50 por ciento del aceite. El aceite a su vez contiene el 70-77 por ciento de los triglicéridos del ácido ricinoleico. A diferencia de las propias semillas, no es tóxico.

Aplicaciones 

Desde los tiempos faraónicos se utiliza la planta de ricino con fines medicinales. La aplicación más conocida es como purgante. Una dosis típica contiene entre 10 y 30 ml de aceite de ricino. De éste, las enzimas del intestino liberan el ácido ricinoleico (un ácido carboxílico con 18 átomos de carbono), que es el principio activo. La reacción se produce a las dos o cuatro horas de haber suministrado la dosis.
El efecto se basa, por una parte, en la acumulación de agua en el intestino y, por otra, en la irritación de las mucosidades que aceleran el vaciado del sistema intestinal.
Como efecto secundario, se inhibe la asimilación de sodio y agua, además de las vitaminas lipofílicas del intestino. En dosis elevadas se pueden producir náuseas, vómitos, cólicos y diarrea aguda.
También se ha descrito la aplicación del aceite de ricino en mezclas para inducir el parto.
Finalmente, el aceite de ricino es un producto que forma parte de la fabricación de plásticos, lacas, pinturas, lubricantes y cosméticos.
Este se constituye en un Poliol, en razón de que es un triglicérido con alto contenido de ácido recinoléico, por tanto es apto para la fabricación de Poliuretano. Para esto se requiere que el aceite tenga valor ácido y humedad mínimas.
Antiguamente se utilizaba también como combustible o como añadido a la gasolina en competición.
Actualmente se baraja su aplicación en la elaboración de biodiésel (biocombustible) y se utiliza como combustible en motores de explosión de aviones de aeromodelismo y coches de radiocontrol siendo la mezcla aproximadamente un 20 por ciento aceite de ricino, un 10 por ciento de nitrometano y el 70 por ciento restante metanol (alcohol de quemar, o también llamado alcohol metílico).
También se suele usar en cosmética para alargar las pestañas.

El aceite de ricino es muy utilizado en la confección de bálsamos labiales, también para endurecer uñas y acelerar el crecimiento de pestañas. Además, es ingrediente de muchos productos de limpieza facial y cosméticos caseros.

Se obtiene a partir de la planta Ricinus communis que contiene aproximadamente un 40 a 50 por ciento del aceite. El aceite a su vez contiene el 70% triglicéridos del ácido ricinoléico. Esta planta es altamente tóxica y venenosa, por lo que al fabricar el aceite éste pasa por un tratamiento con calor, gracias al cual pierde dichas propiedades
El aceite de ricino es fácil de obtener en las tiendas de química, supermercados y tiendas naturistas.
Además, es enriquecedor y calmante. Es muy efectivo para contrarrestar la resequedad en el cabello causada por tintes químicos, exceso de sol, agua salada o uso de shampoo anticaspa. Contribuye a mantener perfectamente arreglado el peinado más complicado.
El aceite de ricino es excelente para fortalecer las uñas y además proporciona una rica variedad de aceites corporales, abrillantadores para los labios y aceites de baño, todos los cuales enriquecen y benefician a las pieles secas.
aceite-ricino.jpg
Untado en la piel del estómago mata las lombrices y los dolores cólicos, cura la sarna y limpia las úlceras. También se recomienda poner una gota del aceite en los orzuelos incipientes.
Polen de ricino
visto en el microscopio electrónico.

Enlaces externos

Wikcionario

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada