jueves, 11 de febrero de 2010

serigrafía Y TUBOS DE CHOCOLATE

o que hay que tener a mano es: Papel de acetato (duro o blando, el que os sea más fácil para trabajar) ó serigrafía de chocolate como yo he usado para hacer estos. Una manga pastelera con chocolate atemperado y una espátula pequeña para extender el chocolate.
Una vez se haya enfriado, el dibujo quedará plasmado en el chocolate al retirar la lámina. Es IMPORTANTE esperar a que se enfrie bien, ya que si lo quitamos antes de que el chocolate se haya enfriado no habrá dado tiempo a que el dibujo se quede en el chocolate.
Una vez hecho el tubo lo podéis usar para postres individuales, decoración o lo que más os guste. Yo hice las tiras más finas y con cobertura negrA
El procedimiento es muy fácil. Recortaremos la lámina de sedigrafía en pequeños trozos del tamaño del bombón. A continuación bañaremos el bombón en el chocolate atemperado.
En este caso explico como sería haciendo el baño de chocolate a mano. Si utilizamos una máquina para recubrir chocolates, el paso de quitar el exceso de chocolate del bombón no la haríamos porque ya nos la hace la máquina.
Una vez bañado el bombón una o dos veces en el chocolate (depende del grosor que queramos darle) deslizaremos el tenedor por el borde del bol para quitar el exceso de chocolate y así evitar que cuando apoyemos el bombón en el papel de horno para dejarlo secar, no nos cree un cerco alrededor de éste.
Esperar unos cinco ó diez segundos antes de poner la serigrafía encima del bombón.
Una vez lo hayamos dejado enfriar correctamente, quitaremos la serigrafía y el dibujo quedará pintado en el bombón.
Si no dejamos enfriar bien, al quitar la serigrafía obtendremos un mal resultado como decoración.
Podemos hacerlo con cualquier tipo de bombón, yo en este caso usé una trufa con jengibre y un toque de brandy.
FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada