viernes, 12 de febrero de 2010

proyecto urbanístico o.o de dubai

puente de 1.7 Km de largo que, cuando esté terminado presumiblemente allá para el 2012, tendrá el arco más grande y alto del mundo gracias a sus 204 metros de luz.



Otras cifras son sus 64 metros de ancho, y 817 millones de dólares. Vamos, las propinillas que se les caen a los jeques que viven en Dubai.



Por él podrán circular 20.000 vehículos por hora gracias a sus 6 carriles para cada dirección, y por el centró transitará una línea de metro.



Sus arcos están inspirados en la cultura árabe, su topografía, su historia. La estructura se eleva de la tierra alcanzando los cielos. Al final de cada arco estos hacen una ligera curva nuevamente antes de finalizar el cruce, adoptando el marco de los teatros de ópera.


En cuanto uno ve esas fotos de edificios despampanantes surgiendo del agua, lo primero que se piensa es en un nuevo proyecto en Dubai, la capital de los petrodólares. Pero no, esta vez se trata de unas islas artificiales que se prevén construir en Sochi, una ciudad rusa a pies del Mar Negro, dentro de un par de años. Se trata de cinco proyectos (Hotel, Catamarán, estrella de mar, isla olímpica y Southern Outpost) con el que el los arquitectos piensan dar lo mejor de sí para las próximas olimpiadas.



La base de la construcción se realizará de la misma forma que las plataformas petrolíferas marítimas. Los autores de este proyecto creen que el conjunto final mantendrá la belleza del paisaje, y además se aplicarán tecnologías ecológicas y uso de fuentes energéticas alternativas.





Aseguran que el hotel (que contará con un muelle) será el concepto más realista, con muchos pisos adicionales, y su techo se convertirá en un espacio público que se ampliará con el parque costero.





El catamarán será construido en frente del centro de la ciudad, y sus espigones se prolongarán con dos bloques del hotel con paisajes artificiales en los tejados.







Entre los edificios van a crear "man-mad land" para los nuevos hoteles que se construirán en el lugar.









La estrella de mar es una isla autónoma, que estará conectada con tierra firme a través de un "tronco", por el cual podrán ir y venir personas y vehículos. Un hotel de cinco torres forma la silueta de la isla y su espacio interior. Los arquitectos piensan darle una tonalidad verde simulando pétalos, para representar un oasis.





La isla olímpica es la parte más grande y emblemática del proyecto. Se trata de cinco plataformas conectadas entre sí y con el continente con puentes peatonales y para vehículos.







A modo de simbolismo olímpico, cada una de las cinco plataformas representan los cinco continentes, y tienen una torre con el correspondiente círculo de color en el centro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada