martes, 16 de febrero de 2010

leyenda urbana

LA CASA DE LA INDUSTRIAL

Todo comienza hace diez años aproximadamente en la Colonia Industrial de la Ciudad de Mexicali, B.C., por la calle Carroceros entre “F” y Voceadores, una casa al parecer como cualquier otra, pero guardando varios secretos que la hacen totalmente diferente.

Hoy, una casa abandonada en donde solo una familia ha vivido. Irma, una mujer como cualquier otra trabajadora y atenta de su hogar y de sus hijos, Gustavo, un hombre luchador, Arturo, el hijo mas pequeño de la familia y Ana, la hija de quince años.

Siendo una familia normal no se esperaría nada especial, pero no es una familia como cualquier otra, Ana sufre de esquizofrenia, sus constantes ataques orillan a la familia a tomar decisiones drásticas encerrando y amarrando a Ana en su cuarto, no solo para que no se haga daño, sino para que no les haga daño a los integrantes de la familia.

Constantes gritos, tormentosos alaridos se desprenden del cuarto de Ana pidiendo auxilio, la familia no sabe que hacer, es difícil vivir de esta forma. Una noche Ana logra escapar de los lazos que la atan y es cuando la trama toma otra dirección, las alucinaciones que sufre la atormentan cada vez mas, lucha incansablemente contra lo que ella cree es el mismo demonio.

Sin que nadie se de cuenta entra sigilosamente en cada habitación y observa, pero las alucinaciones la siguen por todos lados y desesperada entra a la cocina para tomar un cuchillo para defenderse, es como una pesadilla.

Abre la puerta del cuarto de su hermano que se encuentra dormido, lo despierta con un golpe y mirándolo fijamente a los ojos le dice que lo matara, el niño ruega por su vida, ¡hermanita no me hagas daño!, pero es inútil, ninguna suplica puede cambiar los planes de Ana, tapándole la boca, sostiene al niño con sus piernas y Arturo muere degollado por su propia hermana.

Ana estaba atrapada en su mundo escuchando las voces que dentro de su cabeza le indicaban que siguiera adelante, que acabara con todos los demonios que la atormentaban...

Caminando por el pasillo lentamente y dandose cuenta de que su hermana mayor Blanca se esta bañando placidamente, Ana entra sigilosamente al baño y como asechando a su presa, en el preciso instante salta sobre ella apuñalandola violentamente bajo el chorro de agua, algo dentro de ella no le permitia dejar de acuchillarla y asi lo hizo, siguio y siguio llegando a desacuartizar a su hermana...

Ana se acerca muy despacio al otro cuarto, observa como su madre descansa placidamente, esto despierta la ira de Ana que se abalanza sobre ella con tal ira y coraje, que la madre no alcanza a decir palabra alguna, solo la observa con los ojos desorbitados al sentir el ardor y dolor que el cuchillo le propicia al entrar en su cuerpo una y otra vez, un suspiro y una mirada de suplica es lo ultimo que la madre le deja a Ana.

Gustavo que se ha quedado trabajando en la sala hasta altas horas de la noche, no se ha dado cuenta de nada, la televisión encendida y vencido por el sueño, descansa en el sillón de la sala, Ana lo observa sigilosamente, al acecho para que en el momento indicado acabe con el. Tomando una bolsa de plástico de la cocina camina lentamente hacia su ultima victima, hacia el ultimo de sus enemigos, en ese preciso instante de un salto se deja llevar, asfixiando al padre con la bolsa de plástico, pero su padre es mas fuerte, al notar que el papa respira todavía, Ana toma el cuchillo y le da veinte cuchilladas en el pecho y corazón causándole la muerte instantánea.

Al volver en si, Ana reacciona, no puede creer lo que ha pasado, es una locura, es horrible, el dolor y agonía se apoderan de ella, ha matado a toda su familia, ha destazado a su madre y padre, ha degollado a su hermano.

Nadie mas ha vivido en esta casa, nadie se ha atrevido, después de un asesinato múltiple y de cientos de investigaciones no han encontrado pistas del cuerpo, ni rastros de Ana, cuenta la historia que las almas de la familia vagan por la casa y el espíritu de Ana ronda todas la noches reviviendo su pesadilla...

LA CASA AL OTRO LADO DEL RÍO
Dicen que en España, hay una casa al otro lado de un pequeño río, muy hondo, y se encuentra en los pirineos.
Un día, un chico cuyo el nombre no conozco, que será Tom, decidio cruzar el río con unos amigos para entrar en la casa y mirar si había algo interesante... Al cruzar el río se dieron cuenta de que faltaba un chico, Jaime, que creyeron que se asustó y no cruzó el río. Entonces al entrar en la casa, lo primero que vieron fue una gran estantería y una butaca delante de hoguera. Lo má asustadizo es que en el quadro de arriba de la hoguera, estaba un hombre dibujado, que parecia hasta moverse. Empezamos a mirar todas las habitaciones. En una, había unos botes de cristal que contenian una espaecie de chucheria. Despues nos dimos quenta de que eran partes desechas de un cuerpo humano, y salimos corrienda de la habitación. Quando queríamos salir de esa casa la puerta estaba cerrada, igual que todas las ventanas. En el quadro no había nadie dibujado, por lo tanto, no tardamos ni una milésima de segundo en darnos quanta de que no era un quadro, si no una espécie de ventana con un cristal. Oimos un grito desde fuera de la casa, era el de Jaime. Entre todos logramos tirar la puerta al suelo pero era demasiado tarde, Jaime estaba colgado de un arbol. Se cerraron las puertas y nos dimos quenta de que faltaba Laira. Se quedó dentro. Al cruzar de nuevo el río, a Raquel la agarraron del pié y se la llevaron hacia dentro del agua. Solo quedaron Tom y hocks.

Se dice que más adelante la casa fué sometida a una inspección policial y no encontraron nada. La casa al mes y medio fue vendida y al tercer día en que los inquilinos vivian en ella desaparecieron. Se dice que fueron allados las huellas dactilares de los inquilinos y los niños dentro de botes en los que antes los niños creían haber sido chucherías.


CELULAR POSEIDO
Bueno, principalmente esto le pasó a una amiga mía quien tuvo que ser internada por convulsiones, causadas por su extraño celular, que le enviaba mensajes siniestros...Los mensajes no pertenecían a un celular en línea, por eso, mi amiga fue a la empresa Movistar a denunciar esta serie de llamados sospechosos que la tenían loca. Un empleado le dijo que no pertenecía a una línea, y que ya encontrarían al responsable. Pero ella no estaba tranquila. Los mensajes decían cosas inconfesables sobre ella y extremadamente íntimos. Una noche su madre nos llamó, (a mí y a otra amiga) para decirnos que ella había sido internada por convulsiones. Su madre no sabía nada, pues mi amiga nunca se lo había dicho por temor a que la internaran en un psiquiátrico. Pero cuando agarré el celular, leí los mensajes... eran aterradores.
UN HOAX SOBRE WINDOWS VISTA
Un nuevo hoax sobre el nuevo sistema operativo de Windows. Probablemente no sea cierto su contenido y lo único que se pretenda es desprestigiarlo.

Lee esto y pásalo, por favor: Windows Vista, el último sistema operativo de Microsoft, está plagado de sistemas de protección anticopia y de bloqueo de
contenidos por presiones de entidades como la MPAA , la RIAA o la
SGAE, supuestamente para combatir la piratería. Estos sistemas
están integrados en la programación básica del sistema, por lo que
son muy difíciles de cancelar o rodear. El resultado es que, si te instalas Windows Vista o compras un ordenador que lo traiga preinstalado, ya no podrás ver o grabar vídeos ni escuchar o grabar música descargados de Internet. Lo más grave es que, en muchos casos, tampoco podrás hacerlo ni siquiera aunque hayas comprado legalmente el contenido, porque el DRM (sistema de protección de derechos de autor) integrado no permite, por ejemplo, que te puedas pasar una canción de un DVD (comprado legalmente) a tu MP3. Ni que te puedas tostar una selección de canciones (compradas legalmente) para el CD de tu coche. Y, con frecuencia, ni siquiera podrás reproducir una película (comprada legalmente) en tu ordenador o en cualquier medio que no sea un reproductor específico autorizado por Microsoft y los fabricantes de contenidos. Si intentas hacerlo, lo reproduce con mala calidad o directamente lo impide. La única solución segura para evitar este abuso es no
instalar Windows Vista y rechazar cualquier ordenador que te intenten vender con Windows Vista preinstalado. Sigue con Windows XP o considera pasarte a algún sistema operativo "libre", como Linux.
Por favor, PÁSALO. Es posible que, si Microsoft ve que
no hay forma de vender el Windows Vista por culpa de esta
barbaridad, se lo piensen mejor la próxima vez.

PD. TAMBIEN ES INCOMPATIBLE CON EL IPOD


EL SANDWICH DE PUS
Esta leyenda se conoce desde hace unos 5 años y hace referencia, una vez más, a Mcdonald's, la famosa cadena de restaurantes de comida rápida.
Como suele ser habitual en las leyendas relacionadas con los alimentos es desagradable y revuelve nuestros estómagos, pero ahí reside precisamente su efecto.
Una mujer entra en un Macdonald's para comer y pide un sandwich de pollo frito. Como no le gusta mucho la mayonesa pide que no se la pongan y que en lugar de ésta le añadan tomate. Una vez servida y abonada la cuenta la mujer se sienta y abre el sandwich. La mujer queda sorprendida pues ve que le han puesto mayonesa e inmediatamente acude a la caja a exigir otro sandwich reiterando que expresamente lo pidío sin mayonesa.

El cajero confundido pregunta en la cocina porqué le han añadido mayonesa al sandwich y allí le insisten que no se la han puesto. Le preparan otro sandwich McChicken Deluxe y la mujer regresa con él a la mesa.

De repente empieza a sentir náuseas y a soltar sobre el suelo vómitos de varios colores. Los empleados se acercan a la mesa y al mirar el sandwich ven que este no lleva mayonesa pero sí lleva un muslo con un tumor abierto lleno de pus.


EL "ATRACO" DE MICHAEL JORDAN
La historia comienza cuando dos señoras de mediana edad, un tanto asustadizas, deciden irse a Miami de viaje de placer. Se trata de las típicas cincuentonas ricas y amiguitas que deciden dejar de soportar durante una temporada a sus maridos y así éstos puedan ponerles los cuernos con toda tranquilidad con las amigas que allí se quedan. Por supuesto, su intención es liarse con el primer cachas de playa que se encuentren, así que todos tan contentos.

Antes de irse de viaje, alguien les cuenta que en los USA los que hay pandas de negros que suelen robarle las joyas a los turistas y es mejor no oponer resistencia porque a la menor dificultad tiran de pistola y te puedes buscar un disgusto.

Ellas se van tan contentas a Miami y se alojan en un hotelazo de super lujo. Pero un día, cuando van a subir en el ascensor, se les meten dos negros, de una manera un tanto apresurada: uno alto y cachas y otro alto y delgaducho.

Ellas, asustadas y entre llantos, dejan las joyas en el suelo y salen corriendo en cuanto el ascensor se detiene, mientras el negro delgado les gritaba algo en inglés (por supuesto ellas no entiendieron una sola palabra).

Al dia siguiente, cuando bajan a recepción (esta vez por las escaleras), encuentran una caja con sus joyas y una nota (que la recepcionista les traduce):
"No me habia reído tanto en la vida. Firmado: Michael Jordan".

LA GATA BLANCA
Cuentan que hace muchos años existió un matrimonio aparentemente feliz; la mujer, llamada Carmen, sentía adoración por su marido pero tenía una extraña enfermedad que la mantenía en cama todo el tiempo. Felipe, al contario, la engañaba con una prostituta del pueblo.

Varias veces durante sus encuentros la amante había observado que en la ventana, mientras hacían el amor, los observaba una gata blanca que no dejaba de maullar horriblemente todo el tiempo; los miraba fijamente hasta que un día, ya enfadada de que esto sucediera, se lo dijo a Felipe, pero él no le tomó importancia.

Una noche, Carmen estaba muy grave, a punto de morir, suplicándole a Felipe que se quedara con ella hasta los últimos momentos, pero al cabo de unas horas, él decidió "salir a tomar el aire", así que fue al encuentro con la otra mujer y, como en las noches anteriores, la gata blanca se encontraba en la ventana... Pero en esta ocasión fue Felipe quien la vio y decididó con un puñal en mano darle muerte. Quedaron horrorizados al escuchar los maullidos y gritos de dolor que la gata producía de dolor.

A la mañana siguiente, al volver Felipe a casa, descubrió que Carmen había muerto la noche anterior, llamándolo, pronunciando su nombre, pero lo más horrible es que con dolores muy fuertes y maullando, sí, maullando como una gata... una gata blanca.

LA VASIJA DE LA BISABUELA
Laura y su marido iban cada verano de vacaciones a un caserón antiguo que estaba en medio del bosque, en el cual vivió su bisabuela, hasta que falleció años después de que desapareciera Andrés, el bisabuelo de Laura, en extrañas circunstancias.

A ellos les encantaba hacer senderismo por allí. Sin embargo, ese año había desastres naturales en aquella zona y no podía dedicarse al deporte del senderismo así que decidieron quedarse en la casa y jugar a juegos de mesa y bañarse en un pequeño lago que había a pocos metros de la casa.

Esa tarde el marido fue al trastero, que se encontraba detrás de la casa, a coger una madera para encender la chimenea pues llovía mucho y hacía un frío insoportable.

Cuando salía de allí, sonó un raspar en una de aquellas gigantesca vasijas que moraban en aquel lugar como 100 años y pensó en que todos los años lo escuchaba y ése sería el último.

Le comentó a Laura que allí debía haber una rata o serpiente y decidieron limpiar entre los dos aquel cobertizo, que no se había tocado desde que murió su abuela y así se entretenían en algo.

A la mañana siguiente se pusieron manos a la obra. Aquel sitio estaba inundado de polvo, telas de araña y nidos de pájaros vacíos, pero por ningún sitio se veían ni ratas, ni serpiente alguna, así que decidieron abrir aquellas vasijas. Pues podía ser que dentro de alguna de ellas hubiese caído el pobre animal y estuviese luchando por salir de allí.

Cuál fue su sorpresa al encontrar que al abrir la vasija más grande, no encontraron más que huesos, pero no de animal, sino de una persona y unos de los huesos del brazo -tal vez radio o cúbito- estaba desgastado como si hubiera estado raspando la vasija para que le sacaran de la vasija.

Laura y su marido decidieron ir al pueblo a investigar, para saber de quién podían ser aquellos huesos.

Estuvieron como dos días preguntando a la gente, todos los que habitaban aquel pueblo desde hace tiempo le contaron lo mismo: Su bisabuela, en un ataque de locura, por las palizas que le daba su marido, decidió matarlo, pero que nunca supieron qué fue de él, pues no encontraron su cadáver.

LA PUERTA DEL CEMENTERIO
"Soy una chica de Cartagena, me llamo Desireé y voy contar esta historia que me paso a mi y a mis amigas una noche de Carnaval.

Antes de ir con la historia quisiera decir que soy una chica a la que le encantan todo lo que tenga que ver con el miedo,los espiritus,las cosas paranormales.A mi ya me ha ocurrido varias cosas, la gente me dice que es un don que tengo porque puedo ver los espiritus y sentir buenas o malas vibraciones.

El caso es que estábamos yo, mi amiga Laura, Vanessa, Yolanda y Patricia. Era Carnaval y en el pueblo donde veraneo hay mucha marcha, además la gente se queda a vivir todo el año.

Pues bien,ya teniamos planeado que esa noche queriamos hacer algo interesante, y pensamos en hacer la tabla de ouija. Al principio todas ibamos muy decididas pero conforme llegaba la hora más temiamos ese momento. El caso es que a las 21:00 horas salimos del pueblo con las bicis y nos fuimos a un cementerio muy, muy lejano del pueblo que está justo detras de una montaña escalofriante. Cuando llegamos aún no era la hora así que comenzamos a explorar el cementerio.

Cogimos las linternas y exploramos las tumbas. En aquel cementerio las tumbas tienen el nombre, la edad y la razon de porque se ha muerto cada persona. Estuvimos leyendo algunas y habian muchas interesantes como casos de asesinatos, suicidios...

El caso es que yo tropece con algo que estaba en el suelo. Empecé a cavar y pude ver que era una tumba enterrada
y comencé a leer enfocando con la linterna. Aquella tumba era la de un hombre que se llamaba Lucifarto, que tenia 35 años
y en la tumba ponia que la causa de la muerte es que era que se suicidó por que los espíritus se lo mandaron. Lo más sorprendente es que abajo del texto estaba el numero 666. Estaba todo oscuro, estabámos muy asustadas pero aún así quisimos seguir con el reto. Nos pusimos al lado de aquella tumba sacamos la tabla...

Invocamos a Lucifarto y nos dijo que nos fueramos y que lo dejaramos en paz. Nosotras no le hicimos caso y seguimos insistiendo, entonces fue cuando nos amenazó de muerte, rompió el vaso, la tabla salio volando... Nosotras bastante asustadas cogimos las bicicletas y nos fuimos, pero vimos que la puerta estaba ¡¡cerrada!!

¿Quién la podria haber cerrado si en ese cementerio los sábados
no hay guardia? El caso es que estabamos aterradas y atrapadas, entonces decidimos saltar. Pero tambien se nos presentaron más obstáculos, pues a mi amiga Yolanda no la dejaba salir. Estábamos ya todas fuera menos ella. No podia salir así que nos fuimos todas a buscar a mi madre y a gente que nos ayudara y a la pobre Yolanda la dejamos sola. Fue un trauma para ella y para todas.

El caso es que cuando abrimos entre todos la puerta tampoco podía salir: Entrábamos y saliamos todos, pero ella no podía. Todos estábamos bastante nerviosos hasta que mi madre cogió a mi amiga en brazos y la consiguió sacar de aquella terrible pesadilla.

Esta historia salió en el periodico del pueblo, junto a nuestra foto. Desde entonces ni se nos ha ocurrido hacer la ouija ni nos hemos atrevido a acercarnos por aquel cementerio.Cada vez que recordamos esta historia nos entra auténtico terror."

EL HOMBRE-LOBO
"Todo comenzó en el invierno de 1.993. Yo tenía 24 años y era una persona normal, joven y alegre. Había viajado solo al pueblo
de mis padres en Zamora para asistir al entierro de una tia de mi padre que había fallecido a los 84 años de edad.

Llegué cuando todo había terminado. Pedi disculpas a mi abuelo por no poder haber llegado antes, pero es que todo había sido tan precipitado. Las campanas tocaron a muerte, y un escalofrio recorrió mi cuerpo.

Comenzaba a anochecer y el frio se notaba cada vez más; además había empezado a nevar. El pueblo parecía ser un pueblo fantasma.
Me dirigia a casa de mi abuelo que está alejada de las demas casas, y entonces lo escuché nitidamente.

Era un aullido, un tremendo aullido de lobo. Sentí un aliento fetido a mis espaldas; me di la vuelta y entonces lo vi; era un tremendo lobo negro. Sus ojos tenian un brillo asesino y sus fauces abiertas buscaron mi cuello.

En un instante se abalanzó sobre mi y me tiró al suelo. No podía zafarme, tenía mucha más fuerza que yo. Sentí el primer mordisco
y después escuché un disparo.

Cuando desperté me encontraba en casa de mi abuelo. El había sido el autor del disparo. Pregunté por el lobo; y mi abuelo me lo enseñó. Alli estaba, muerto. Era un ejemplar tremendo, quizas su peso llegara a los 70 kilos.

Me toqué el cuello; me dolía la herida que me había producido la terrible alimaña.

Mi abuelo me trajo la cena y al poco rato me fui a la cama y me quedé profundamente dormido. Soñé con el tremendo lobo, me miraba, sus ojos eran claros y me sentí relajado.

Me desperté no se a que hora de la madrugada. Me seguía doliendo la herida del cuello. Me acerque a un espejo para mirarme y entonces mi sangre se heló en las venas.

Me toqué las orejas y me dí cuenta que eran puntiagudas; mis ojos ya no eran azules, sino marrones y oblicuos, mi nariz era un largo y tremendo hocico, y mis manos....

¡Dios, mis manos no eran manos, se habían convertido en unas horribles garras, garras de lobo... Y mi cuerpo estaba lleno de un pelo duro y negro...

¡Me había convertido en pocas horas en un hombre-lobo... Era una locura; una tremenda locura, pero asi era; y ahora sentía unas ganas tremendas de comer ¡carne fresca!.

Escuché un ruido en la otra habitación; era mi abuelo que estaba roncando, me acerqué a su cama, lo agarré por la cabeza y le mordí en el cuello; la sangre empezó a salir a borbotones y yo comía su carne con tremendo apetito.

Después de esto, me acerqué a la ventana y miré la luna ¡Estaba llena y me miraba! Un aullido lastimero salió de mi garganta.

Era la primera muerte de las muchas que tendría que llevar a cabo al haberme convertido en un monstruo sediento de sangre y carne humana.

Me desperté con un dolor de cabeza increible y un sabor agridulce en la boca. Me toqué con los dedos la comisura de los labios y noté que tenía algo que parecía reseco; entonces me dí cuenta de lo que era. ¡Sangre!...

Miré a mi alrededor y ví que estaba totalmente desnudo al lado de mi pijama que estaba tirado en el suelo y totalmente destrozado.

¿Qué extraños sucesos habían ocurrido la noche anterior?...

Fui a la habitación de mi abuelo. Lo que vieron mis ojos parecía una pesadilla. Alli estaba el viejo o lo que quedaba de él; toda la habitación estaba ensangrentada. ¿Quién había hecho aquella atrocidad?. La respuesta no quería aceptarla mi cerebro.

Han pasado ya dos meses desde aquellos terribles acontecimientos y cada plenilunio se repite el mismo ritual. ¡Debo salir a buscar carne humana. He leido bastante en este tiempo sobre la licantropia, esa tremenda enfermedad que me ha convertido en una bestia asesina; en todos los libros dice lo mismo:

"Al hombre-lobo debe matarlo alguien que lo ame y sienta mucho cariño por él; y debe hacerlo disparandole al corazón una bala
de plata o en su defecto un cuchillo plateado"...

Dire también que en este tiempo he conocido a una muchacha; yo siento verdadera pasión por ella y me parece que ella también
siente lo mismo por mi. ¡Dios mio!, cada vez que hay luna llena debo buscar cualquier pretexto para no verla todo ese tiempo.

Es una locura, pero debo decirselo, debo contarle en lo que me he convertido...

Ella lo comprenderá; será esta noche. Tengo preparado ya el puñal...

Esta carta se encontró al lado del cadaver de un joven con un puñal de plata clavado en el corazón.

Junto a él una joven que confesó haber sido la persona que lo había matado. El motivo...."

"Dijo que aquella noche él se había convertido en un hombre-lobo"....


FUENTE:http://www.leyendasurbanas.org/
www.leyendasurbanas.com[font=Arial][/font]

¿QUE ES UNA LEYENDA URBANA?
Las leyendas urbanas son relatos pertenecientes al folclore contemporáneo que, pese a contener elementos sobrenaturales o inverosímiles, se presentan como crónica de hechos reales sucedidos en la actualidad. Algunos parten de hechos reales, pero éstos son exagerados, distorsionados o mezclados con datos ficticios. Circulan a través del boca a boca, correo electrónico o medios de comunicación como prensa, radio, televisión o Internet. Suelen tener como trasfondo una "moraleja". 
LEYENDAS URBANAS TERRORÍFICAS

Las leyendas urbanas son historias, muy antiguas a veces, y siempre en continua transformación, ke se van difundiendo imparablemente por todos los lugares, por el boca a boca.
Pueden ser a veces historias con cosas medio ciertas,o simplemente historias inventadas, pero sin embargo, ahí estan.

A veces, podemos preguntarnos....¿saldrá una mujer en una curva peligrosa? ¿Puede aparecer un espíritu reflejado en un espejo? ¿solo los perros lamen?.Algunas veces, las leyendas pueden ke no sean tan leyendas.


VERÓNICA
Si te pones delante de un espejo de noche y a oscuras en un cuarto de baño con tres velas encendidas, e invocas a Verónica diciendo su nombre tres veces (una por cada vela) aparece reflejado en el espejo la fecha de tu muerte en el vaho producido por las velas.




LA CHICA DE LA CURVA
Una noche iban en un coche una muchacha y su familia por una carretera de la Vera. Cuando llegaron a una curva muy cerrada y peligrosa se estrellaron, y la muchacha y su familia (padre, madre y hermana) desaparecieron. Sus familiares no volvieron a saber nada de ellos.

En la actualidad cada cierto tiempo, aparece la muchacha haciendo autostop a los camioneros que pasan por allí.
El camionero que la recoge le pregunta por qué está haciendo autostop una muchacha tan joven. Ella le dice que tenga cuidado en la curva, que se va a matar.
Entonces, la muchacha desaparece y el camionero se mata en la misma curva donde desapareció ella.
Todavía no se sabe cuándo se aparece.


Otra leyenda de VERONICA
Un día se reunieron un grupo de amigos para hacer espiritismo, pero no encontraron una casa en donde hacerlo, y pensaron hacer espiritismo en un cementerio. A casi nadie les gustó la idea, pero les pareció muy emocionante y accedieron.
Una vez que llegaron al cementerio, no supieron a quién invocar, y a una chica se le ocurrió invocar a Verónica. A la chica le gustaba mucho Verónica, se sabía muchas historias de ella, pero nunca se le había ocurrido invocarla a ella para que le contara su verdadera historia.

Se colocaron y empezaron todos a invocarla, pero no ocurrió nada, todos se empezaron a impacientar, pero la chica no, estaba totalmente convencida de que Verónica iba a aparecer.
Pasadas varias horas, ya lo dejaron y la chica se quedó muy callada y seria. A los dos días, la chica comentó a sus amigos que le ocurrían cosas muy extrañas por la noche.
Un amigo le dijo que se quedara una noche en su casa para ver si era verdad o invenciones. Cuando se fueron a la cama, empezaron a escuchar unas voces muy raras, como si vinieran de lejos. Empezaron a tener miedo cuando esas voces se hicieron más claras e intensas, pero entonces las voces pararon y el chico le preguntó a la chica si era una broma y ella le dijo que no, que era Verónica, que no le gustaba lo que habíamos hecho; pasados unos minutos, en un espejo se podía ver la silueta de una mujer.
Empezaron a temblar, y escucharon una voz que venía desde lejos:
No me gustan los cementerios, no sabéis nada de mí

Se dice que Verónica les contó su verdadera historia, pero nunca se sabrá la verdad, ya que se volvieron locos. El se suicidó y ella se intentó quitar la vida pero no lo logró, y la ingresaron en un manicomio.

Cada vez que le preguntan por aquella noche, ella se vuelve histérica y no puede hablar, no le deja Verónica. Nadie sabe la verdad, pero algo grave tuvo que ocurrir.


NO SOLO LOS PERROS LAMEN
Una niña de 9 años, hija única, de padres de gran influencia, tenía todo lo que hubiese querido y deseado una niña, pero con una soledad incomparable. Sus padres solían salir a fiestas de caridad y reuniones del ámbito político, y la dejaban sola.

Todo cambió cuando le compraron un cachorro de raza grande, pasaron los años y la niña y el perro se volvieron inseparables. Una noche como cualquier otra, los padres fueron a despedirse de la niña; el perro ya acostumbrado a dormir con la niña, se ponia debajo de la cama.

Los padres se fueron y pronto la niña se sumió en un sueño profundo, aproximadamente a las 2:30 de la madrugada, un fuerte ruido la despertó, eran como rasguños leves y luego más fuertes. Entonces, temerosa, bajó la mano para que el perro la lamiese (era como un código entre ella y el perro) lo hizo y entonces se tranquilizó y durmió otra vez.

Cuando se despertó por la mañana descubrió algo espantoso: En el espejo del tocador había algo escrito con sangre que decía :N0 SÓLO LOS PERROS LAMEN.
Entonces dió un grito de terror al ver a su perro crucificado en el suelo de su habitación.
Se dice que cuando los padres volvieron estaba totalmente trastornada y solo decia "¿quién me lamió?".
Y la incógnita es: según los que fueron a investigar al cuarto de la niña, dijeron que el perro ya estaba muerto, es decir crucificado en el suelo, desde hacia horas. ¿Quién le lamió la mano a la niña debajo de la cama?


LA ENFERMERA SIN CABEZA
Cuenta la leyenda que hace muchos años una bella enfermera iba a casarse con un médico, ambos trabajaban en el hospital Arzobispo Loayza, de la capital peruana. La fecha de la boda estaba cerca y el novio viajó a su ciudad natal para invitar a sus familiares.
En el trayecto tuvo un accidente de tráfico en el cual perdió la vida.
Al enterarse de la noticia, la enfermera que se encontraba de guardia, decidió acabar con su vida.

En aquella época en el hospital se estaban haciendo nuevos pabellones, con lo cual tenía maquinaria de construcción de la época. La enfermera que trabajaba en una segunda planta decidió tirarse al vacío y así acabar con su vida, así sucedió y con tal coincidencia cayó sobre unos hierros que acababan en punta, los cuales le cortaron la cabeza.
Allí quedó muerta la enfermera sin cabeza.
Pasado el tiempo aún se le ve caminar por los pabellones de dicho hospital. Algunos pacientes juran haber sido atendidos por una enfermera de traje blanco resplandeciente y dicen que no podian verle la cara.

A raiz de esos fenómenos se ha creado la historia de la enfermera sin cabeza.

SANTA COMPAÑA
La Santa Compaña es, en la mitología popular gallega o asturiana,una procesión de muertos o ánimas en pena que en la niebla de la noche (a partir de las doce) recorren errantes los caminos de una parroquia.
Su misión es visitar todas aquellas casas en las que en breve habrá una defunción.


EL TAXI DE LA MUERTE

Por las calles del barrio de la Chacarita hay quienes dicen que en lo alrededores del cementerio de aquel lugar hay un taxi, pero uno muy particular: esta taxi sólo recoge gente que salga del cementerio de la Chacarita para converitrlas en cadáveres luego de que visitan las tumbas de sus seres queridos.

En 1978 un periódico de barrio ya desaparecido (Todo Real), publicó una noticia donde afirmaba que un hombre encontró una señora, muerta, sobre la lápida de su madre. Los médicos afirmaban que la mujer tenía una depresión profunda causada por el fallecimiento de algún ser querido, en este caso su mamá, pero sin embargo, ciertos dichos de vecinos que hacen referencia a un mito barrial hacen dudar sobre lo que realmente le pasó a la víctima, identificada como Felipa N. Hosperttato.

La leyenda cuenta que la mujer en cuestión estaba cansada y no quería caminar las cuadras que la separaban de la parada del colectivo, decidió tomar un taxi. Enseguida divisó uno que venía, lo paró, se subió. Le indicó al chofer la dirección y se sumergió en recuerdos de cuando su madre estaba viva, esto le impidió distinguir la palidez del conductor o el lentísimo cabeceo con que respondió al escuchar la dirección.
De repente comenzó a sentir un frío, un frío que nunca antes había sentido, estaba todo demasiado helado. Quiso cerrar la ventanilla y estaba cerrada. Fue entonces cuando prestó atención a ciertos rasgos físicos de quien iba al volante. Le quiso hablar pero se quedó sin palabras al ver las manos flacas, con la piel casi pegada a los huesos, prácticamente blancas del chofer. Cuando quiso verle la cara a través del espejo delantero, no pudo, pues estaba acomodado de tal manera que sólo se veía el asiento vacío al lado del taxista.
Entonces le habló: "perdón", no obtuvo respuesta, insistió y el hombre continúo mudo. Cuando levantó su mano para tocar el hombro del conductor se asustó: la propia mano de Felipa era la de un muerto, era igual a la del taxista, pálida, flaca. Comprobó que su otra mano era igual. Pegó un grito cuando vio reflejado en el cristal lo que parecía el rostro del cadáver de una mujer y más cuando constató que ésa era su imagen. Al intentar llorar, no pudo.
Luego de esto el taxi paró y Felipa vio que habían terminado en el mismo lugar donde comenzaron: el cementerio de la Chacarita. No le preguntó al extraño hombre el porqué de la parada, voces desde el interior, de entre las lápidas la llamaban porque ella ya era una más de ellos, de los muertos.

Hay taxistas que hablan sobre un "rarito" que nunca se baja a juntarse con la muchachada, ni a comer algo sale del taxi. También la patente es escalofriante: RIP 666. Rip: tumba y 666 el número con que se lo identifica al diablo.

También un hombre asegura haberse salvado al ver a su padre muerto en una bicicleta, hecho que lo devolvió a la realidad, prestó atención al conductor y se tiró. Este hombre afirma que el misterioso hombre lo miraba siempre después de este suceso. Una semana más tarde de brindar el testiminio, dicho señor murió.

No se sabe a ciencia cierta si esto es verdad o mentira, tal vez nunca lo sepamos, pero por las dudas, cuídense si andan por el la zona del cementerio de la Chacarita.

EMI EL PAYASO MALDITO

En Barcelona en 1992 había una pareja de emigrantes, uno uruguayo y su mujer argentina, que tenían un pequeño niño llamado David. Alquilan una vieja casita, de aquellas que hace años que nadie habitaba. Allí encuentran, entre tanta cosa vieja y sucia, un muñeco tirado, un payasito de antaño de que el niño se encariña y decide quedarselo. Al muñeco le ponen Emi, ya que era el nombre que estaba grabado en el brazo.
Pasa el tiempo y el niño se encariña mucho con el muñeco.
Pero de repente, el niño se asusta en la noche, siente que alguién lo agarra del cuello. Sus juguetes a quien pone como protectores al acostarse, al despertarce aparecen tirados por el suelo. No todos los juguetes, Emi sigue allí.
De repente David le teme a Emi, pero los padres no lo escuchan. El niño comienza a tener pesadillas y a querer dormir con sus padres, pero estos enfadados lo mandan acostar.
Hasta que en una noche tormentosa, preocupados por el grito del niño los padres entran y encuentra al muñeco sobre el cuello del niño, como que el payaso lo quería estrangular. El padre quiso quitarle las manos del niño pero no pudo. Finalmente lo logró y tiró al muñeco.
Cuando los padres consultaron a los vecinos sobre el hecho, estos les preguntaron si tenía algo para identificarlos y los padres dijeron que sí que estaba grabado el nombre de EMI. Los vecinos se asustaron. Ya que Emi eran las iniciales de Enriqueta Martí conocida como la Vampira de Barcelona o Vampira de Carrer Ponent.
Una mujer que a principios de siglo XX, asesinaba a los niños, después de engatusarlos, para sacarle la sangre y prolongar la juventud tanto de ella como de varios patricios de Cataluña. 




Las leyendas urbanas son historias ficticias y falsas que la creencia popular se encarga de convertir en verdaderas. Pero las leyendas urbanas son algo más. Hay que decir que a veces pueden tener como génesis o inicio una historia real que después, la leyenda urbana se encarga de magnificar, exagerar, adulterar, de manera que al final nunca encuentras al testigo o el testimonio fidedigno e inicial. Esta es una de las características de una leyenda urbana, leyenda contemporánea o mito rural, ya que aunque se hable de leyenda urbana, no tiene por qué suceder en una ciudad sino que también ocurren en los pueblos o en ámbitos rurales.




1. Leyenda urbana Nº 1.




Leyendas relacionadas con el 11 de Septiembre.Esta leyenda dice la historia de un matrimonio que acude a Nueva York de viaje de placer, el motivo da igual, y mientras pasean por una de las calles turísticas de la ciudad observan como a una persona desconocida se le cae una cartera al suelo y entonces ellos recogen rápidamente la cartera y se la dan. Tras dársela descubren que es un árabe y este, en agradecimiento, les revela un secreto. Ese secreto es ni más ni menos que no se pasen por Nueva York durante el mes de septiembre por su propia seguridad.




Esta es una leyenda urbana que rápidamente circuló y todo el mundo conoce al árabe que se le cayó la cartera y que dio este consejo a una pareja.




Otra leyenda urbana relacionada es la de que unos 4.000 judíos no acudieron a trabajar el 11 de septiembre.




2. Leyenda urbana Nº 2.




La leyenda de que bajo las calles de Nueva York existen cocodrilos gigantes albinos. De esta leyenda existen muchas variantes pero la original empezó de la creencia de que muchos neoyorquinos viajaban a Florida y compraban pequeños caimanes que luego llevaban a Nueva York. Estos caimanes a los que había que alimentar eran muy simpáticos al principio pero, tenían un problema... y es que crecían. Cuando tenían ya un tamaño razonable y empezaban a comer, no solo lo que el niño le daba, sino la mano del niño si se ponía un poco cerca, lo que hacían los padres era que cogían el reptil, se lo quitaban al niño y lo tiraban por la taza del retrete. ¿Donde acababa el reptil? Pues en las alcantarillas de Nueva York.




Con el paso del tiempo, según la gente que la contaba, decían que se habían generado una especie de cocodrilos que por efecto de la oscuridad y de las sombras, se habían convertido en cocodrilos ciegos y además albinos. Esa extraña mutación de caimanes se supone que se alimentaba de toda clase de desperdicios que había en las cloacas.




3. Leyenda urbana Nº 3.




Leyendas urbanas sobre la Coca Cola. Una de las leyendas urbanas que se dicen es sobre la fórmula secreta, de si tenía o no tenía cocaína y por eso creaba adicción, sobre si contenía ratas, etcétera etcétera.




Hay todo un abanico de leyendas urbanas alrededor de la coca cola pero la de la formula fue muy insistente. Esta fórmula era conocida como 7x y que hacía que su sabor fuera único y que su secreto fuera celosamente guardado, incluso se decía que solo lo conocían menos de diez personas en todo el mundo. Esto fue un rumor insistente y después se demostró que de secreto no tenía nada porque salió un libro publicado en 1993 de un periodista americano donde se decía claramente todo lo que contenía esa fórmula secreta. Esa fórmula contenía jugo de lima, aceite de nuez moscada, aceite de cilantro, extracto de vainilla, etcétera etcétera.




Lo de la cocaína, parece que en un principio había extractos de cocaína pero que más tarde fue sustituido por la cafeína.




Respecto a lo de si había ratas dentro de las botellas de coca cola en parte si tenía su razón porque entre 1914 y 1976 se encontraron 45 casos de ratones envasados en botellas.




4. Leyenda urbana Nº 4.




La leyenda del Rey.Una vez alguien me conto que iba por la carretera y que de repente tuvo una avería en el coche y cuando estaba intentando ver que le pasaba al coche, una moto de gran cilindrada paró a su lado y ... sorpresa sorpresa, se quitó el casco y era el Rey.




Variantes de esta leyenda hay muchísimas. Lo curioso es que la variante de la leyenda del Rey siempre se desarrolla en las proximidades del eje carretera de la Curuña - Pozuelo de Alarcón - Las Rozas - El Pardo o, la otra variante que es completamente mediterránea que es en Alcudia - Palma de Mallorca, etcétera.




En Estados Unidos el rey de las apariciones es Elvis Presley.



5. Leyenda urbana Nº 5.




El efecto Gremlins. El termino gremlins ya era utilizado en el argot de los aviadores norteamericanos en la Segunda Guerra Mundial. Con ello designaban, bajo la forma de diablillo, a los fallos inexplicables de los aviones. Es decir, cuando era algo inexplicable se decía que el efecto gremlins había echo de las suyas y lo personificaban en esa especie de diablillos que estaban encargados de entorpecer todas las maniobras aéreas. Esta fue una de las palabras que tuvo éxito y que más tarde fue popularizada por la famosa película "Los Gremlins".




Pero a que nos referimos con el efecto gremlin en las leyendas urbanas..., pues a la predisposición que tienen determinadas historias en relatarnos acontecimientos terribles, ocurridos con algunos aparatos domésticos. Por ejemplo esos accidentes acaecidos y causados por productos defectuosos o como consecuencia del mal uso de ciertos aparatos como cortadoras de césped, hornos microondas, etcétera. Hasta tal punto que se ha generado como toda una especie de cruzada contra los aparatos tecnológicos.




Una de las características que tienen las leyendas urbanas es que señalan una conexión con rasgos dominantes de nuestra sociedad, en concreto los que tienen que ver con la ciudad, el progreso, con la modernidad. Y que mayor modernidad que muchas de estas nuevas tecnologías que se están incorporando no solo s nuestra cultura sino también en nuestro ámbito domestico.




Por citar un caso de este efecto gremlins, de una forma genérica, es quitar el teflón. El teflón, ese producto que ha servido un poco pues para revestir las sartenes e impedir que se peguen en todo aquello que utilices o que calientes, pues del teflón se formó toda una leyenda negra o leyenda urbana en contra del teflón.




Se decían muchísimas cosas como por ejemplo que cuando se rayaban las sartenes de teflón con un cuchillo por ejemplo y después eran quemadas, se volvían cancerígenas por los gases emanados hasta tal punto de que muchas mujeres y amas de casa cogieron verdadera tirria a las sartenes con estos antiadherentes porque, no se les pegaría la tortilla pero a ver si cogen una intoxicación o un cáncer. Esto se genero mucho pero estudios posteriores lo desmintieron.







6. Leyenda urbana Nº 6.




La leyenda urbana del pecho explosivo. Todo el mundo recordará en España la devastadora noticia de hace unos años: " Ana García Obregón, la famosa presentadora de televisión, yendo en un vuelo le ha hecho explosión un pecho que llevaba relleno con silicona ".




Esto lleva oyéndose por todo el mundo desde finales de los años 70 pero en cada país con su correspondiente afamada presentadora o actriz.




Esta leyenda empezó con la supuesta explosión de un pecho de una azafata de vuelo pero que, poco a poco, para darle credibilidad se empezaron a utilizar personas famosas. Cada país utilizaba una persona que tenía una determinada imagen sociológica en el país y era la victima de repente de este comentario.




Lo curioso es que esta leyenda estaba tan increíblemente bien hecha, que cuando la leyenda urbana de las explosiones de pechos de silicona en los aviones comenzó a extenderse, había gente que se lo preguntaba en serio a las empresas que se dedican a hacer este tipo de operaciones estéticas.




El origen, o al menos el más lejano que se conoce, es el año 57, en una película de Charles Chaplin que se llama Un rey en Nueva York donde Charles Chaplin va a ver una película cómica después de hacerse la cirugía estética en la que se ríe tanto que todas las costuras de la cara se le revientan. A partir de ahí, la primera vez que aparece en vuelos es en los años 70 y siempre está referido al pecho.




7. Leyenda urbana Nº 7.




La leyenda del buen samaritano. Esta historia arranca cuando una familia de clase media, de cualquier ciudad, le roban un coche. Tras poner la correspondiente denuncia, al cabo de dos semanas, suelen recibir una carta al domicilio que dice más o menos esto:




Estimado Señor,




Ante todo pedirle mil disculpas por el robo de su coche. Yo tan solo lo tomé prestado ante una situación, que de verdad le prometo que era de vida o muerte. Le ruego sepa perdonármelo.




El coche está aparcado en la calle (la que sea), con el depósito lleno y recién lavado.




De verdad espero que pueda entender como una persona ante una situación límite puede actuar como yo lo he hecho.




Para pedirle perdón le remito junto con esta carta dos invitaciones para que acuda usted y su esposa, a la representación de Rigoletto, que tendrá lugar en el Teatro Real el próximo jueves.




Espero acepte este presente y pueda perdonar mi falta.




Atentamente,

Un arrepentido.




El matrimonio cuando recibe esta carta pues se alegra de que todavía existan personas así en el mundo y por supuesto acepta e intenta corresponder a esa especie de gratitud del ladrón arrepentido y, cómo no, se van el jueves siguiente al teatro a ver Rigoletto. ¿Qué ocurre? Pues que cuando vuelven a casa después de la ópera descubren que su casa ha sido desvalijada por unos ladrones.




La policía les dice que este es un método usado por los ladrones para asegurarse que la casa está vacía durante el robo.




8. Leyenda urbana Nº 8.




La comida china.La leyenda lo que dice exactamente es que al parecer en España los chinos no se mueren. No se mueren porque hay una colonia muy elevada en número pero sin embargo el número de muertes declaradas en comunidades de cierto tamaño, por ejemplo en España, las de Barcelona o Madrid, pues son manifiestamente ridículas. ¿Cómo se explica esto? Pues diciendo que nos los comemos servidos en restaurantes chinos.




9. Leyenda urbana Nº 9.




La leyenda urbana de las sorpresas en las hamburgueserías. Esta leyenda consiste en que un buen día un joven acude a una hamburguesería de una afamada cadena norteamericana y allí le suceden algunas de las siguientes variantes: o bien se encuentra con una uña de rata al darle el segundo mordisco a la hamburguesa, o bien descubre que la carne procede de gusanos en vez de ternera, o bien cuando le está dando un sorbo al batido de vainilla que le está sabiendo riquísimo le aparece una cucaracha negra al final, o bien entre los trozos del pollo frito aparece una rata totalmente espatarrada y rebozada.




El origen de esta leyenda es que alguien de forma interesada difunde estos sucesos, bien sea por pura lucha entre la competencia o por el rechazo que tienen entre la gente estas grandes multinacionales de comida.




10. Leyenda urbana Nº 10.




Las leyendas de tráfico de órganos.Cuenta la historia del niño que va a Estados Unidos, queda con una chica muy guapa en un hotel y despierta a la mañana siguiente en la bañera cubierto de hielo. Cuando por fin vuelve a su casa descubre que le han quitado un riñón.




Todas las leyendas relacionadas con el trafico de órganos, sobre todo de ojos y de riñones, está creciendo de tal manera, que ahora es prácticamente imposible distinguirla de la realidad. Esto es una leyenda urbana que realmente algún día puede llegar a confundirse.



Alarma a las ocho






[color=black]Esta es la historia de Ángel, un chico de catorce años, que llevaba unos días en el hospital porque vomitaba todo lo que comía y tenía mucha fiebre. En el hospital le hicieron muchísimas pruebas buscando una causa. La madre sospechaba de un envenemiento, pero ningún médico supo decir qué tenía. ¡Sólo tenía catorce años y no había comido nada en días!. Su cuerpo no lo toleraba.

El ocho de abril de aquel año, su tía, nerviosa e impaciente porque los médicos llenaban a su sobrino de pastillas y no le curaban ni conseguían averiguar qué le ocurría, decidió irse del hospital y visitar al que fuera su pediatra durante años.

La madre salió a dar una vuelta por los pasillos del hospital mientras Ángel hablaba con su hermano y la novia de éste.
- Me voy a morir.
- No digas eso, -le dijo la futura cuñada- aún tienes que venir a nuestra boda.

Cuando la madre llegó, no quisieron decirle nada y les dejaron a solas. Angel tomó su reloj, puso la alarma y le dijo a su madre que dejara el reloj sobre la mesilla. La madre se giró, y la alarma sonó.

En ese mismo instante a su tía se le bloqueó el volante en la misma puerta del hospital. Un hombre que apareció de la nada le dijo unas palabras muy misteriosas, y acto seguido ella alzó la mirada y el tipo ya no estaba. El hombre y el bloqueo del volante le hicieron reaccionar y salió rauda del coche para entrar de nuevo en el hospital.

Cuando llegó a la habitación, todos lloraban.

Al sonar la alarma que Angel había puesto a las ocho el día ocho de abril, su alma abandonó su cuerpo, y su madre lo supo desde el mismo instante en que oyó el primer pitido. [/color]









El hombre del maletín






Cuando Lorena tenía 13 años solía reunirse con sus amigas del colegio y les contaba historias de terror. Le encantaban la historias de miedo y estaba bien informada, de modo que se reunían en un banco de un parque cercano al colegio y todas escuchaban atentas los relatos de Lorena.


Conforme oscurecía las chicas se marchaban avisando a Lorena de que si luego no podían dormir "se iba a enterar de lo que era bueno". Pero siempre era en tono de broma.


Una tarde le relató esas historias a una amiga de clase. Estaban en la habitación de Lucía, cuya casa estaba a unos siete kilómetros de la casa de Lorena (luego se tendría que ir andando y sola).


Cuando Lucía tenía suficiente miedo le dijo: "ahora te voy a contar yo lo que te va a pasar y verás quién pasa miedo". Y le dijo: "cuando vayas a casa un señor con un maletín, vestido de negro y con bigote te seguirá para matarte."


El trayecto hacia casa lo hizo con una psicosis total: toda la gente parecía querer traspasarle con la mirada, pero ella sabía que era pura sugestión, de modo que el miedo que pasó fue relativo. Lo que realmente podía asustarle era el hombre del maletín, vestido de negro y con bigote, y de esos no hubo ninguno en todo el camino.


Llegó a casa y comprobó horrorizada que no funcionaba el ascensor. Aunque aún le faltaba un año para tener permiso de uso del ascensor lo cierto es que vivía en un octavo piso y siempre que podía, cogía el ascensor.


Tuvo que subir los ocho pisos a pie, y su desconsuelo fue mayor cuando su madre le dijo que bajara la basura:
- ¡Pero si no va el ascensor!. -Se quejó inútilmente.


Y entonces cogió la bolsa de basura y comenzó a bajar despreocupada... pero a mitad de camino las piernas se le aflojaron y casi perdió el equilibrio. Frente a la puerta de una casa, mirándole ahora a ELLA, había un señor trajeado de negro, con bigote y un maletín.


Con los nervios a flor de piel, casi a punto de gritar y las piernas temblando, corrió escaleras abajo a punto de perder la bolsa de basura. Y llegó abajo con el corazón desbocado y falta de aire. Salió rápidamente del edificio y tiró la basura, y no subió inmediatamente a casa... sino que se dirigió a la tienda que tenía su padre en la misma finca y esperó a que él terminara el trabajo para subir acompañada.


¡Qué aterradoras pueden ser las casualidades! ¿O fue una visión de Lucía? ¡Quién sabe..!







La autoestopista fantasma






La carretera principal que va de Baltimore a Nueva York al llegar al kilómetro 12 se cruza con una importante autopista. Se trata de un cruce muy peligroso, y en muchas ocasiones se ha hablado de construir un paso subterráneo para evitar accidentes, aunque todavía no se ha hecho nada.


Un sábado por la noche, un prestigioso doctor neoyorkino -del que evitaremos reproducir su nombre-, regresaba a su casa después de asistir a una sala de fiestas country. Al llegar al cruce redujo la velocidad y se sorprendió al ver a una deliciosa jovencita, vestida con un traje largo, de fiesta, haciendo auto-stop. Frenó de golpe y le hizo una señal para que subiera a la parte trasera de su descapotable.


- El asiento de delante está lleno de palos de golf y de paquetes -se disculpó. Y a continuación le preguntó: - Pero, ¿qué está haciendo una chica tan joven como tú sola a estas horas de la noche?


- La historia es demasiado larga para contarla ahora -dijo la chica. Su voz era dulce y a la vez aguda, como el tintinear de los cascabeles de un trineo. - Por favor, lléveme a casa. Se lo explicaré todo allí. La dirección es North Charles Street, número XXXX. Espero que no esté muy lejos de su camino.


El doctor refunfuñó y puso el coche en marcha. Cuando se estaba acercando a la dirección que le indicó ella, una casa con las contraventanas cerradas, le dijo: - Ya hemos llegado. Entonces se giró y vio que el asiento de atrás estaba vacío. - ¿¡Qué demonios...!? -murmuró para sí el doctor. La chica no se podía haber caído del coche, ni mucho menos haberse desvanecido.


LLamó repetidas veces al timbre de la casa, confuso como no lo había estado en toda su vida. Después de un largo tiempo de espera, la puerta se abrió y apareció un hombre de pelo gris y aspecto cansado que lo miró fijamente.


- No sé como decirle qué cosa más sorprendente acaba de suceder -empezó a decir el doctor-, una chica joven me dió esta dirección hace un momento. La traje en coche hasta aqui y...


- Sí, sí, lo sé -dijo el hombre con aire de cansancio-, esto mismo ha pasado otras veces, todos los sábados por la noche de este mes. Esa chica, señor, era mi hija. Murió hace dos años en un accidente automovilístico en ese mismo cruce donde usted la encontró...







Un bulto negro en la calle





Esto sucedió en el corregimiento de Callejones, Colombia. Callejones es un caserío cuyo verdadero nombre es San Fernando.

Hay un camino principal que comunica a San Fernando con el pueblo de Bolívar, alrededor de este camino hay casitas de barro muy antiguas y entre casa y casa hay fincas de cacao, también hay cultivos de maiz, o algodón. Es costumbre de los hombres de Callejones ir al pueblo a tomar cerveza y jugar al billar, a veces regresan a muy altas horas de la noche, borrachos, casi siempre en grupos.

Una de esas noches, Fabio, un pescador de Callejones, decidió regresar solo a su casa, aprovechando que había comprado una bicicleta, la noche estaba muy oscura porque no había luna y los postes de alumbrado tenían los faros rotos.

Fabio justo a mitad de camino, iba pedaleando lento, cuando de pronto vio algo que le pareció como un borracho tendido en mitad del camino. Fabio se preocupó por el posible estado de aquel hombre, así que se bajó de su bicicleta y le gritó: "¡Despértate!".

Como no pasó nada, Fabio se acercó más y le dio una ligera patada, cuál no sería su sorpresa cuando sintió que no era el cuerpo de un hombre, era como un bulto, de consistencia gelatinosa, que al ser pateado, salió flotando hacia la finca; los pelos de Fabio se erizaron y un escalofrío recorrió su cuerpo.

La borrachera se le fue inmediatamente y como pudo, agarró su bicicleta e intentó pedalear pero la cadena se había safado, así que la arrojó y salió corriendo como alma que lleva el diablo y gritando por todo el camino.

Al llegar a casa, su mamá le abrió las puertas y él cayó desmayado. Nunca más volvió a regresar tarde del pueblo.

Muchas historias acerca de los bultos negros se cuentan en Bolívar, y parece que es cierto, pero no sólo hay bultos negros, también se sabe de brujas y duendes, pero eso será en otra ocasión.






La última fechoría del loco de Ciempozuelos





En Ciempozuelos hay un famoso manicomio al cual van a parar individuos de todas partes de España con todo tipo de problemas mentales, algunos de ellos son realmente peligrosos. Un sabado por la tarde corria por el pueblo el rumor de que se habia escapado del manicomio un "loco" de los mas transtornados y peligrosos.

Esa misma noche, una pareja de enamorados de un pueblo vecino y a punto de casarse, se disponia a volver a casa despues de una noche de juerga. A un par de kilometros de su casa el coche se les queda sin gasolina y se detiene en el arcen de la carretera. Despues de estar un tiempo esperando a que alguien les pudiese socorrer sin fortuna, el novio decide acercarse a por una lata de gasolina ya que la gasolinera estaba cerca, quedandose la novia al cuidado de el coche.

Habian pasado ya 2 horas, el novio aun no habia regresado y estaba ya muy nerviosa cuando de repente comienza a escuchar unos sonidos fuertes, secos y entrecortados en el techo del coche, como si lo estuviesen aporreando. Aterrorizada, decide salir corriendo del coche y cuando esta un tanto alejada gira la cabeza y observa que sobre el coche hay una persona dando golpes sobre el techo con una cabeza humana: LA DE SU NOVIO.

A partir de esa noche la chica cayo en una profunda crisis nerviosa que no superó y fue internada en el manicomio, donde aun permanece. Esa misma noche, un par de horas mas tarde, la Guardia civil de Ciempozuelos detuvo al "loco" que se habia escapado con las manos y la ropa completamente empapada en sangre...

Leyendas urbanas en Japon
Bien creo que con esto cubri mi cuota de leyendas Japonesas la proxima seran chinas y koreanas xDDDD

En la era de Edo se creó el modelo del fantasma japonesa, en ese tiempo el fantasma era mujer con kimono blanco, sin pies y solía aparecer con este sonido hyu doro doro que proviene del kabuki. En la escuela, en días de campamento los niños hacen grupo y prueban su coraje (kimodameshi), yendo a los cementerios o lugares oscuros en la escuela, pero en el camino suelen estar los profesores para dar susto y también para cuidar la seguridad de los niños.
Hay atracciones que se llama obake yashiki (residencia de los fantasmas) y allí también disfrutan el terror. Parece que gusta más del miedo psicológico que lo visual.

Se dice que los japoneses no sólo sienten miedo del fantasma sino disfrutan compartiendo el miedo con los demás. Se ha hecho varios anime sobre los fantasmas el más popular está el OBAKE NO KYUTARO y el GEGEGE NO ONITARO.

Todos los fantasmas japonese se clasifican bajo el nombre de Obake o Bakemono. La palabra Obake deriva de Bakeru que significa cambio o transformación. Encontramos los yurei (almas en pena) de los que ya os he hablado, los Yokai (seres de apariencia monstruosa que generalmente tienen un poder especial) que son de los que os voy a hablar ahora.
KAPPA, Los kappas son más bien seres mitológicos que fantasmas, pero el caso es que por haber tantas historias de ellos me decidí ha ponerlo aquí. El kappa, antiguamente conocido como kawataro, es un ser de piel verdosa y oscura que vive en los ríos, pantanos o estanques, y se lo podría definir como un anfibio-humanoide cuyo físico asimila rasgos de rana (ventosas con las que se desliza), de pato (pico frontal) y de tortuga (caparazón), asimismo posee una cavidad en su cabeza, parecida a un plato, la cual esta repleta de agua y que le provee de poderes sobrenaturales. El kappa es un ser peligroso y agresivo, se dice que hace caer a quienes navegan en el rio, los ahoga y se devora la carne e intestinos, para finalmente sacarle la "Shiriko-dama" una bola que se piensa esta ubicada cerca del ano y que le brinda energía especial a este ser.
En Japón estas criaturas son muy populares. Han servido de inspiración para los malos de Mario Bros, criaturas de Final Fantasy o algún que otro Pokemon, sin tener en cuenta muñecos para niños y templos sintoistas. Pero han llegado incluso a la literatura occidental en libros tan populares como "Harry Potter y el prisionero de Azkaban", o "El hombre del tatuaje rojo" de la saga de James Bond.

KUCHISAKEONNA, tiene los labios rasgado, aparece en el parque oscuro con máscara o sea se tapa la boca y pregunta a la persona que pasa, crees que soy guapa?...no se debe responder nada, pero si le respondes, saca su máscara y muestra los labios rasgado hasta la oreja y te dice, aún así soy guapa? y trata de rasgar tu labio también, para que no te haga maldad tienes que repetir 3 veces esta palabra "pomada, pomada, pomada" dice que a esta fantasma no le gusta el olor de la pomada.

TOIRE NO HANAKOSAN
Esta fantasma no hace maldad y se dice que vive en el baño de la escuela. Estando fuera del baño y le dices "vamos a jugar Hanakosan" y ella te responde golpeando la puerta.
Parece que cuida el baño, por eso los profesores le suelen decir a los niños que si no mantienen limpio el baño la Hanakosan va estar triste. Otras historias cuentan que la niña puede ser bastante mala, ¿será cierto?

YAMAMBA
También conocida como la mujer de la montaña. Es un viejo demonio en forma de una anciana fea con el cabello blanco desgreñado y que vive en el fondo de la montaña. Ronda los montes y se aparece de formas muy variadas. Su nombre se usaba antiguamente para todos los espíritus femeninos de las montañas.
A veces adopta un aspecto aterrador y come a los humanos que se encuentre en el camino, y en otras ocasiones hace cosas buenas a quien la encuentra, todo depende de quien sea la persona a quien se le aparezca.

ROKUROKUBI
Es un monstruo femenino que tiene un cuello extremadamente largo y flexible. En el día es una mujer común y corriente, dotada de una gran belleza, por lo cual es indistinguible de una mujer normal. Pero cuando viene la media noche, alarga su cuello.
Algunos relatos dicen que es un monstruo peligroso, que en las noches busca hombres de los cuales se puedan alimentar y robar su energía. Otros relatos la describen como un monstruo inocente que sale en las noches a beber el aceite de las lámparas de luz que se encuentran en lo alto.

ZASHIKI WARASHI
Es un niño fantasmagórico que vive en las casas y es uno de los yokai que mas le gusta a los japoneses.
La característica principal del Zashiki-Warashi es que es un "dios de la fortuna", la casa en donde se encuentra habitando estará llena de prosperidad y buena suerte.
KAONASHI/SIN ROSTRO
Este lo incluyo aquí aunque no se si es un fantasma realmente pero seguro que algo es porque desde que lo vi en el viaje de chihiro me da miedo!!
Las leyendas urbanas son algo muy comun en todos los paises y japon, pais rico en leyendas y mitos no es la exepcion...

El último cliente
Una noche oscura que un taxista vuelve por una solitaria carretera de montaña tras haber llevado a un pasajero a su destino, pero mientras conduce, encuentra un nuevo cliente en el arcén de la carretera. Después de montarlo en el taxi, el cliente le da una dirección desconocida para el taxista pero el pasajero le comenta que él será quien le guía hacia el destino.
Tras conducir un buen rato cruzando pequeñas aldeas y campos, el taxista comienza a inquitarse. Siguiendo con la conducción y viendo que estaban en medio de ninguna parte, el taxista se gira hacia atrás y le pregunta a su cliente donde se encuentran. Al volver la cara para hablarle ve sorprendido que el cliente ya no está allí pero al volver su mirada hacia la carretera se da cuenta de que está al borde de un precipicio donde esta vez será la gravedad la que marque velocidad y destino.
Esta leyenda es citada en un anime llamado Vampire princes Miyu, pero el lugar de destino era un cementerio y el fantasma una joven.
Toire no Hanako-san
Las chicas en la escuela suelen ir en grupo al aseo para evitar encontrarse con Hanako-san. Cuenta la historia que las chicas nunca entran en el aseo número 4 pues alli habita Hanako-san, una chica que parece ser murió debido al acoso escolar que sufría y desde encontes su fantasma habita en los baños de las chicas del cole. No parece un fantasma muy agresivo pues sólo ha dado unos buenos sustos y poco más, sobre todo por la noche y aparece si se le llama, aunque a veces llama a la puerta del excusado ella misma. Existe una película llamada SHINSEI TOILET NO HANAKO-SAN.

Kuchisake onna
La famosa chica de la curva tiene una versión oriental pero con ciertas diferencias. Un conductor se encuentra con una chica hermosa parada a un lado de la carretera. El conductor se para y ella se monta en el asiento trasero. El cuerpo de la chica se ve bonito y su cara parece bella aunque una mascarilla cubre la mitad de su cara. Una vez que el conductor vuelve a poner en marcha su vehícula la chica le pregunta:
- ¿Soy hermosa?
- “Sí, lo eres”, le contesta el hombre y se gira para observar a la chica que se ha quitado la máscara dejando a la vista una boca desfigurada con cortes a los lados que le llegan hasta las orejas y al fondo culebrea su lengua…
Otras versiones de este mismo fantasma aparece en una calle cualquiera sorprendiendo a los viandantes (hombres en su caso) con la misma pregunta o también caza y desfigura a los niños aunque éstos pueden librarse de ella lanzándole una fruta para que los deje escapar…. Lo mejor es no responderle a la pregunta.

Botan Doro
En la primera noche de Obon, una mujer hermosa y una chica joven que sostienen una linterna dan un paseo por la casa del samurái viudo Ogiwara Shinnojo. Ogiwara se golpea violentamente con la mujer, nombrada Otsuyu, y hace voto de relación eterna. De esa noche hacia adelante, la mujer lo visita por las noches , yéndose siempre antes de amanecer. Un vecino mayor, sospechó de la muchacha, mirando a escondidas por la rendijas de la casa y ve a Ogiwara en cama con un esqueleto. Consultando a un sacerdote budista, Ogiwara encuentra que l está en peligro a menos que pueda oponerse a la mujer, y él pone un hechizo de protección en su casa. La mujer no puede entonces entrar en su casa, pero lo llama de exterior. Finalmente, incapaz de resistir, Ogiwara sale saludarla, y se lo lleva de nuevo a su casa, en un sepulcro en un templo. A la mañana siguiente encuentran el cadáver de Ogiwara entrelazado con el esqueleto de una mujer.

La princesa Takiyasha
Esta es la historia de dos hermanos, también una de las piezas más populares del teatro kabuki. Narra la leyenda de la princesa Takiyasha, que trató de vencer a sus enemigos con la ayuda de fantasmas. Ella era hija de un noble que murió en el año 940 en una rebelión abortada contra su señor feudal. Tras la muerte de su padre, Takiyasha se hizo monja. Más tarde ella y su hermanastro conocieron el espíritu de una rana bruja, y ésta usó sus poderes mágicos para tramar una rebelión contra los enemigos de su difunto padre. Pero Mitsukuni, un guerrero enemigo, descubrió la maquinación, fue al palacio y venció a los humanos y a sus aliados sobrenaturales. Acá se muetra la lucha entre Takiyasha y Mitsukuni. La princesa ha hecho un hechizo para llamar a un enorme fantasma en forma de esqueleto. La aparición trata de atacar a Mitsukuni sobre una cortina de bambú caída, mientras el guerrero arrincona con su espada al hermanastro rebelde.

Yurei
Unos fantasmas muy cotidianos en Japón son los Yurei, que son fantasmas muy al estilo occidental que no han podido llegar a la luz por cuestiones pendientes, la mayoría de ellos por venganza y muchas veces mujeres. Están hasta clasificados y no tienen porque ser necesariamente malos. Hay algunos como las Ubume, que son madres que murieron en el parto y su fantasma vuelve para cuidar de sus hijos y a veces les traen dulces. Los Yurei tienen la típica pinta de fantasma japonés con ropajes blancos y el pelo negro y largo y a veces con un triángulo de papel sobre la frente. Éste era el ritual típico de los funerales en la era Edo. Hay un par de historias populares sobre Yurei.

Una de ellas es la de Tokaido Yotsuya Kaidan que cuenta la historia de como Oiwa y su bebé recién nacido fueron envenenados por su marido Iyemon, un samurái pobre que acaba con la vida de su mujer para casarse con la hija del vecino rico. A Iyemon se le apareció su mujer desfigurada por los efectos del veneno cuando retozaba con su nueva esposa saliendo de una lámpara sobre ellos. Oiwa dice también que se vengará de cualquier actriz que represente su historia en el cine o el teatro.

La otra historia, Bancho Sarayashiki habla de Okiku, una criada del samurái Tessan Aoyama, que accidentalmente rompe unos platos muy valiosos de porcelana que formaban parte de su herencia. Aoyama enfurecido la mata y tira su cadáver a un pozo. Okiku saldrá todas las noches del pozo a contar los platos rompiendo a llorar cuando va por el noveno. Se dice que Okiku vive en el Castillo de Himeji., en el pozo del Crisántemo También tienen su propia hora de salida a eso de las 2 ó 3 de la mañana…

Este es el pozo del que sale Okiku a contar los platos que rompió.

Funayūrei
Los funayūrei son fantasmas de la mitología japonesa. Concretamente son los espíritus de los que han perecido en el mar. Se aproximan a la gente en botes o barcos y les piden un cucharón. Si se les entrega, empezarán a verter agua de mar en la embarcación hasta que se hunda.
Rokurokubi
Es un fantasma que de día es una mujer normal pero a la media noche su cuello crece desmesuradamente. Algunos dicen que es un monstruo que sale a cazar por la noche pero otros piensan que sólo sale por la noche a beberse el aceite de las farolas que alumbran la calle.
Yamamba
La yamamba no es la kogal pintada en plan oso panda, además es el nombre de la mujer de las montañas. Aunque tiene muchas apariencias, generalmente se la representa como una anciana fea con el pelo blanco y revuelo. Se dice que busca a excursionistas peridos para comérselos aunque también puede que ayude a los perdidos a encontrar el camino de vuelta a casa. Todo depende del humor con el que te la encuentres.
Nopperabo
La historia cuenta que por la noche si te encuentras a alguien caminando cabizbajo, no le saludes, podría ser un nopperabo. Si le saludas, levantará la cabeza y verás que no tiene ni ojos, ni nariz ni boca…
Karakasa o Kasa Obake - El paraguas con un ojo
Aunque por lo general no está bien recoger las cosas del suelo, un día de lluvia sin paraguas sería muy tentador encontrar uno en la calle ¿verdad? Pues si al abrirlo te encuentras con un ojo no digas que no se te advirtió, el paraguas se cerrará para engullirte y no volverás a salir de él… al menos no entero U Puedes reconocerlo porque en vez de mango, tiene un pie Este fantasma pertenece el tipo conocido como Tsukumogami que son aquellos objetos que al cumplir 100 años cobran vida ^_^
Gaki
Los gaki son fantasmas condenados a pasar hambre y sed eternamente ya que por mucho que coman y beban nunca serán saciados. Se les representa con la barriga hinchada por no poder comer.

Fuente Pag. completa
http://www.kyravangler.blogspot.com/2009/02/leyendas-urbanas-en-japon.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada