jueves, 11 de febrero de 2010

Modelado de un conejo

Ingredientes Pasta de goma  c/n
Clara 1 
Colorantes a elección  c/n
Procedimiento
La pasta se puede usar blanca o coloreada de gris. Este modelado es ideal para pasteles dedicados a bebés.

Cuerpo
Modelar un cono y formar una pera. Apoyar sobre una base de poliestireno expandido.

Extremidades inferiores
Amasar una esfera pequeña y formar un cono. Marcar con esteca para formar los dedos. Adherir al cuerpo con clara o agua.
Atravesar un palillo de brochette para sostener el cuerpo.

Extremidades superiores
Amasar un pequeño rollo de pasta, presionar uno de los extremos y marcar con esteca. Afinar para formar la muñeca y pegar en el cuerpo.

Cabeza
Modelar una esfera y luego formar un cono. Unir al cuerpo. Abrir con esteca para marcar las mejillas. Con un palillo abrir la boca. También, perforar para lograr la cavidad de los ojos. Rellenar con glasé blanco y con un puntito de colorante negro formar la mirada.
Dar forma a dos conos pequeños de la misma medida y adherir a la cara. Con glasé blanco realizar los dientes. Amasar una esfera roja bien pequeña para la nariz.
Modelar otro cono bien pequeño para realizar la lengua. Adherir ayudándose con un palillo.

Orejas
Amasar un rollo de pasta. Afinar de los dos extremos. Marcar en el centro con el dedo meñique y darle movimiento. Pinchar a la cabeza con un palillo.
Realizar el pelo con conos de pasta muy pequeños.
Dejar secar muy bien la pieza antes de trasladar a la torta.
Las características que destacan un conejo son las orejas finas y largas y los incisivos sobresalientes. Este modelado es ideal para los que recién comienzan en la decoración de pasteles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada