sábado, 30 de enero de 2010

otra idea para pintar tus zapatillas

 fuente

 

 

 

Instrucciones

  • Saca los cordones de ambas zapatillas.
  • Forma algunos bollos de papel —el papel de diario es ideal para esta tarea— y ubícalos dentro para dar forma a la zapatilla y eliminar cualquier arruga que pudiera haber en la superficie.
  • Utiliza pintura acrílica rebajada con agua para dar una primera mano.
  • Vuélvete loco. Pinta cada sección del calzado de un color diferente. Por ejemplo, empieza con rojo en la punta y luego echa mano a todos los colores del arco iris hasta llegar al talón. Usa tu imaginación.
  • Deja secar la pintura, luego agrega detalles con pinturas 3-D para telas. Podrás encontrar colores brillantes, metálicos y centellantes, para crear efectos de profundidad.
  • Utiliza marcadores permanentes sobre la goma de las suelas y los ojales metálicos que recubren los agujeros de los cordones.
  • Vuelve a poner los cordones en las zapatillas.
  • Ya puedes sorprender a tus hijos.  

Consejos

  • Si tienes acceso al equipamiento necesario, puedes pintar tus zapatillas con un aerógrafo. Utiliza tus pinturas acrílicas comunes.
  • Consigue una ilusión de teñido única usando ceras o anilinas y pintando sobre las mismas.
  • Las imitaciones de piedras preciosas y los abalorios suelen golpearse con facilidad y no son recomendables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada