lunes, 19 de abril de 2010

Zonas erógenas según tu signo zodiacal

Aries
Tus partes más sensibles al placer son la cabeza y la cara, te gusta que te jalen el pelo en el encuentro amoroso, que te den masaje en la cabeza, que te agarren la cara con fuerza erótica. Para seducirte hacen falta palabras picosas y subidas de color en un lugar donde nadie más pueda oírte.
Tauro
Tus partes más sensibles al placer son el cuello y la garganta, el que quiera seducirte deberá darte besitos y mordidas en el cuello, emitir sonidos pujantes para que puedas soltar el cuerpo y gozar. Un Tauro, necesitas sentirse querido para poder disfrutar sensualmente.
Géminis
Tus partes más sensibles al placer son las manos, brazos, y hombros. El que quiera seducirte, deberá chuparte los dedos de las manos, darte masaje desde los hombros hasta los brazos, abrazarte y apretarte durante el encuentro sensual y decirte cosas divertidas con fantasías inteligentes.

Cáncer
Tus partes más sensibles al placer son los pechos y el estómago, así que la zona del pecho será todo un mar de posibilidades para besos, caricias, mordiscos y masaje circular. También mordidas y besos en la zona del estómago con masaje circular de derecha a izquierda.
Leo
Tus partes más sensibles para el placer son el corazón y la parte alta de la espalda. Para hacerte el amor primero te tienen que poner de buen humor, con chistes, cosquillas, palabras amorosas donde te sientas guapo, atractivo y sensual. Te gusta
galopar a tu pareja, ser el activo y moverte con libertad sometiendo de alguna manera a tu amante.
Virgo
Tus partes más sensibles al placer son el abdomen y los intestinos, a ti te gusta el amor fuerte y complicado, te prende que empiece el cachondeo en el coche o en un lugar prohibido donde te puedan cachar. Los videos y los juguetes sensuales serán perfectos para que pierdas la cabeza y te entregues a la pasión.
Libra
Tus partes más sensibles al placer son las rodillas y la parte baja de la espalda, las nalgadas te producirán un placer exquisito, los masajes con aceites en la espalda, los
besos y mordidas en las rodillas y sobre todo, las posiciones prados o sentados fuera de la cama o alcoba con música provocativa.
Escorpión
Tus partes más sensibles al placer es el sistema reproductivo o sea, tus órganos sexuales. Eres uno de los signos más cachondos, no necesitas mucho preámbulo para encenderte, aunque el sexo oral y el jugueteo prolongado son tu especialidad, tanto para darlo como para recibirlo. El que esté contigo una vez, no te podrá olvidar.
Sagitario
Tus partes más sensibles al placer son los muslos y toda la parte de la cintura hacia abajo. Te encanta que te cabalgues tú posicionado abajo y tu pareja arriba, que tarde muchas horas en el baile sensual de los cuerpos, porque necesitas mucho tiempo para llegar al éxtasis. Tu pareja deberá aprender a respirar para controlar el orgasmo y permitirte llegar a él primero.
Capricornio
Todo tu esqueleto es sensible al placer, así que para ti, el preludio sensual deberá empezar en la sala de la casa, con música que te prenda la pasión, juegos y fantasías compartidas y fuera de lo común, atreverte a sobre pasar tus límites para desinhibir a tu pareja y crear imágenes mentales que permitan llegar al orgasmo. Los juguetes sexuales te encantarán.

Acuario

Eres muy sensual y te excita ver las imágenes provocativas. Ya sea que tu pareja se vista con ropa interior cachonda, que te baile mientras tu le observas o bien, ver películas atrevidas mientras empieza el toqueteo entre los amantes. Te gusta abrir los ojos y mirar fijamente a tu amante.
Piscis
La parte más sensible al placer son tus pies, te fascinará que tu amante te bese y chupe los dedos y te haga cosquillas, te de masaje desde los pies subiendo por las piernas, el abdonen y la cabeza. Eres tan sensual que te gusta hacer el amor, parar
para tomar algo refrescante y volver a empezar. La música es imprescindible y que al terminar, se queden a dormir contigo abrazados como si fueran uno.

Aries

El nacido en Aries es uno de los seres más sensuales y espontáneos, que jamás renuncia a su felicidad.
Conoce las maneras de seducir a su pareja y siempre se muestra galante en la intimidad.

Es compatible con Leo y Sagitario.

El hombre de este signo es apasionado, impulsivo, dominante y exigente, no acepta excusas en los momentos íntimos.

Sabe lo que quiere y generalmente espera que su pareja comparta su misma intensidad sexual.

Sabe seducir con elogios y juegos eróticos muy originales.

Sin embargo, si durante la relación su pareja no demuestra entusiasmo, comienza a enfriarse hasta llegar a la indiferencia total.

La mujer regida por Marte no está de acuerdo con que el hombre sea quien siempre lleve la iniciativa a la hora de amar, pues es una seductora nata que sabrá como llamar la atención de quien le agrada.

Muchas veces es quien insinúa qué le gustaría hacer. Se dedicará en cuerpo y alma si la entrega es recíproca, pero si su compañero no llena sus expectativas, con seguridad lo ignorará.

Zonas Erógenas

Hombre
- los pies
- el cuello
- la espalda

Mujer
- las piernas
- los senos
- la cintura

Tauro


Pata Tauro el amor es imprescindible en su vida, y si se da cuenta de que su amor es correspondido, es fiel y dedicado.

Mezcla el romanticismo con la sensualidad y la pasión.

Virgo y Capricornio son sus signos compatibles.

El hombre Tauro establecerá una relación placentera y llena de pasión con una mujer que, al igual de ésto le ofrece fidelidad un éxtasis total.

Es el amante ideal que sabrá entender las necesidades de su pareja; además, nada le parece poco para complacerla, siendo capaz de dejar en segundo plano sus propios deseos.

La nativa de Tauro es sensual y está dispuesta a sacrificarse con tal de mantener la armonía en la relación.

En la intimidad no tiene prejuicio alguno, pues su pasión sobrepasa los límites.

Cada día crea nuevas formas de seducción en el juego amoroso, que, con seguridad, el hombre que esté a su lado jamás experimentará la rutina. Además la Tauro sabe que jamás pasará inadvertida frente al sexo opuesto.

Zonas Erógenas

Hombre
- la boca
- los oídos
- la nuca

Mujer
- El ombligo
- El derriére
- La espalda

Géminis


Géminis se siente atraído por las relaciones complicadas.

Por tal razón no es de extrañar que se vea involucrado en triángulos amorosos.

Es apasionado y delicado en la intimidad.

Se lleva a la perfección con Libra y Acuario.

El hombre Géminis ve el sexo de una forma desapasionada, pero cuando se enamora cambia de táctica y trata por todos los medios de agradar a su pareja.

Es entonces cuando expresa todas sus emociones y, aunque éstas sean demasiado fuertes, se controla.

Al descubrir que la relación se enfría, parte hacia una nueva conquista, que le permita hacer realidad sus más locas fantasía.

La nativa de este signo es imprevisible, suele entusiasmarse con facilidad o desmotivarse de la misma manera.

Sólo al sentir que ha encontrado a su media naranja, es coqueta, insinuarte y zalamera.

Mercurio le otorga la habilidad de experimentar cosas novedosas.

Admira la creatividad de su compañero y siempre espera que logre motivarla para compartir con él una relación plena y con matices originales.

El hombre ideal es aquel que sabe entenderla y amarla sin límite.

Si aparece en su vida un compañero que le de seguridad, afecto y amor, se entregará totalmente, pues no concibe su vida en solitario.


Zonas Erógenas

Hombre
- Los labios
- Las orejas
- La espalda

Mujer
- Los labios
- Las orejas
- La espalda

Cáncer


Cree en las historias de amor al estilo Romeo y Julieta: se entrega en cuerpo y alma al ser amado.

Su capacidad sexual es ilimitada, sobre todo en las noches de luna llena.

Tiene compatibilidad con los signos de agua, pero en especial con Piscis.

El hombre de este signo necesita amar y ser amado; le fascina que lo besen y lo acaricien.

Con la influencia lunar a su favor aumenta su deseo de amor y afecto.

En la intimidad es tierno, cariñoso y jamás intentaría incomodar a su pareja.

Este nativo considero el sexo como algo misterioso y a la vez excitante. Si está enamorado, disfruta más la relación y la compañía de su pareja.

La mujer de este signo, por su parte, ama espiritual y físicamente.

En cada encuentro amoroso descubre la pasión y la energía que tiene guardadas.

Su capacidad de amar es interminable y siempre hallará la forma agradable de complacer a su compañero.

Suele tener crisis emocionales, porque es muy romántica y sensible, y si se da cuenta de las malas intenciones de su pareja, se encerrará en sí misma y no volverá a confiar en ningún hombre.

Zonas Erógenas
Hombre
- La barbilla
- Planta de los pies
- Las axilas

Mujer
- Los senos
- Las manos
- Las pantorrillas

Leo


A este felino, más que una atracción física, le llama la atención la vida espiritual, la forma de ver la vida y las experiencias que pueda aportar la persona que ama.

Este signo es compatible con Aries y Sagitario.

El hombre Leo es fogoso, apasionado y desinhibido.

Es muy sincero y leal, pero su gran error es pretender dominar al ser amado en los momentos de intimidad.

Gracias a la influencia del Sol, exige la misma intensidad que él ofrece.

Dueño de una fuerte dosis de sensualidad, puede resultar complicado proporcionarle placer.

La mujer Leo es enérgica y autoría y, al igual que el hombre del mismo signo, es posesiva, pero en los instantes de intimidad se transforma en una tierna y dulce ovejita dispuesta a satisfacer los caprichos de su compañero.

Es sensible a los elogios y a las palabras tiernas que valoran su capacidad de amar.

Para la nativa del Sol, los hombres pasivos y con falta de imaginación nunca llamarán su atención.

Zonas Erógenas
Hombre
- El pecho
- Las *bip*
- La nuca

Mujer
- Las piernas
- Plantas de los pies
- La espalda

Virgo


De los nativos del Zodiaco, Virgo es el más racional de todos.

Rara vez expresa sus sentimientos, pero cuando se siente identificado con la persona sucumbe a sus deseos.

Se lleva muy bien con los signos de tierra, especialmente con Capricornio.

El hombre Virgo, como es exageradamente cerebral, da la impresión de que todo lo relacionado con el sexo ocupara un segundo plano, por eso sus impulsos sexuales y afectivos están controlados.

Podrá convertirse en un amante perfecto si su compañero le tiene mucha paciencia para aguarle sus exigencias y deseos de perfección.

La nativa de Virgo requiere de un hombre que, además de comprensivo, la ayude a superar los prejuicios que tiene sobre el sexo.

El deseo de perfección puede impedir el desarrollo de un romance estable y puede convertirla en enemiga de su propia felicidad cuando critica a su compañero. Aunque no es muy apasionada tratará de tener momentos íntimos con su pareja, movidos por la razón, pero sin tener en cuenta sus sentimiento ni los de su media naranja.

Zonas erógenas

Hombre
- Los labios
- La espalda
- Las piernas

Mujer
- La cintura
- Las *bip*
- La espalda

Libra


El Libra expresa su amor con sinceridad, pero su mayor error es idealizar a su pareja.

Su encanto y sensualidad son sus armas secretas a la hora de hacer el amor.

La relación será intensa con los nativos de Acuerdo y Géminis.

El hombre Libra tiene una forma especial de amar y de cautivar a su compañero. Cuando está enamorado no declara su amor escuetamente, sino que lo insinúa.

Disfruta de su sexualidad e intimidad sin prejuicio ni remordimientos de ninguna clase.

Con entrega total y sin limitaciones, así ama la mujer Libra, pero si inseguridad la puede llevar a la pasividad; cuando duda de sus sentimientos, prefiere poner un alto a la relación.

Disfrutará de los momentos de pasión si su compañero la trata con cariño y consideración.

Sabe mejor que nadie crear un clima de magia y seducción, capaz de encantar a su pareja con facilidad.

Zonas erógenas

Hombre
- El cuello
- Los muslos
- La nuca

Mujer
- La cabeza
- La espalda
- Los senos

Escorpión


Exigente, impulsivo y decidido cuando de amar se trata, no admite los términos medios.

Como amante, conoce todas las tácticas para hacer feliz a su pareja y disfrutar al máximo.

Es compatible con los nativos de Piscis y Cáncer.

El hombre de este signo es dominante y quiere poseer a su compañera totalmente.

Le fascina llevar la iniciativa en los juegos amorosos.

Un romance con un hombre regido por Plutón jamás será monótono, él sabrá hechizar a la mujer que lo cautiva, pues jamás acepta los término medios.

Capaz de ser la más ardiente o la más fría, la nativa de Escorpión goza de una impresionante sensualidad que somete, por esto conquistarla no es tarea fácil.

Libre de tabúes y prejuicios, se dará al amor si sabe que es correspondida.

Un romance con ella puede ser estable en la medida en que su pareja trate de entender que su lema es: 'todo o nada'. Si la relación no funciona desde el comienzo, ella cambiará de rumbo.

Zonas erógenas

Hombre
- Los órganos genitales
- La boca
- La espalda

Mujer
- La nariz
- El ombligo
- Los senos

Sagitario


Como es un aventurero consagrado, le cuesta trabajo mantener la estabilidad emocional.

Sin embargo, tiene todo el encanto para llamar la atención de la persona que idolatra.

Es compatible con los signos de fuego, de manera especial con Aries.

Ambos sin signos flexibles y pueden adoptar las ideas del otro.

El hombre de este signo es un amante apasionado al que le atraen las aventuras y no es de extrañar que galantee a dos mujeres a la vez.

La mujer de este signo necesita de la protección de un hombre tierno y detallista.

Maneja sus emociones y controla su pasión aun en los momentos de placer.

Espontánea y con deseos de vivir nuevas experiencias cuando de verdad se siente atraída por alguien, no se reprime sino que intenta superar la capacidad sexual de su compañero.

Zonas erógenas

Hombre
- Las piernas
- Los brazos
- El cuello

Mujer
- Las plantas de los pies
- Los senos
- La espalda

Capricornio


Detrás de su apariencia fría e introvertida existe un ser tierno al que le agrada amar y ser amado.

A pesar de que no es muy expresivo, se complace con la cercanía del ser amado.

Se lleva bien con Tauro y Virgo.

El hombre Capricornio puede adaptarse a las necesidades de la persona amada y sacrificarse para alcanzar el mayor placer posible. Aunque suele simular frialdad en los momentos de intimidad, es fuego cuando utiliza su imaginación erótica.

Detesta las aventuras y las relaciones pasajeras, motivo por el cual es muy fiel y dedicado a los caprichos de su compañera.

La nativa de este signo es cariñoso y se apasiona por hombres maduros que puedan ayudarla a superar sus prejuicios.

Pero, algunas veces, se torna inhibida y recatada y nunca se entregará de forma total si no está realmente enamorada.

Reprime sus deseos con un formalismo único que la fortalece y la hace digna de admiración por parte de quienes la pretenden.

Acuario


El nativo de Acuario se identifica con una pareja osada, descomplicada y sin prejuicio.

Huye de los compromisos, las escenas de celos, el exceso de romanticismo y las actividades convencionales.

Es compatible con los signos de aire, en especial con Géminis.

El buen sentido del humor que comparten ambos puede convertirse en un excelente aliado a la ora de amar.

El hombre de este signo considera que el sexo es algo interesante que se consolidará si encuentra a la mujer indicada.

Su forma de amar es exclusiva: quiere conocer a su pareja a fondo y descubrir sus emociones sexuales, pero preservando siempre su propio interior.

La mujer Acuario, por su parte, es innovadora en lo que se refiere a los juegos eróticos, y llamar su atención no es difícil, el problema es mantener el interés con detalles únicos.

A pesar de ser muy sensual es capaz de hacer hasta lo imposible por complacer a su compañero.

Detesta que la presionen, le impongan criterios o la manipulen en la intimidad, puesto que necesita sentirse libre para disfrutar de una relación plena.

Zonas erógenas

Hombre
- Organos sexuales
- El cuello
- La espalda

Mujer
- El ombligo
- Los senos
- Las piernas

Piscis


Para Piscis el amor es de vital importancia, y no sólo el de pareja. Es tierno y delicado y busca la estabilidad emocional por encima de todo.

Tiende a la perfección, pero esto le trae problemas.

Se entiende bien con los signos de agua, pero la mejor combinación es con Cáncer, pues los dos sonas capaces de cambiar su naturaleza tímida.

El nativo de este signo es capaz de adivinar los deseos más secretos de quien ama. Se entrega por completo, sin prejuicio ni mentiras, y cuando descubre que su pareja no era lo verdaderamente esperado, le cuesta trabajo comprender que fue engañado.

La mujer de este signo es encantadora e irresistible, no le gusta competir con su compañero, sino encontrar en él el complemento ideal para hacer realidad sus fantasías.

La inseguridad puede ocasionarle problemas afectivos, ya que siente temor o vergüenza a expresar su amor por medio de los juegos eróticos.

Si su pareja logra despertar su pasión, se comportará como un pez en el agua que necesita sentirse libre para conocer el sentido de su propia sexualidad.

Zonas erógenas

Hombre
-la nuca
- la espalda
- el cuello

Mujer
- Organos genitales
- Los muslos
- Las pantorrillas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada